Cruzando el mar, pisando la arena, un paraíso protegido por la naturaleza; donde Punta Caliza es encontrado.

Punta Caliza en Isla Holbox es un pequeño hotel con diseño, creado por una familia de viajeros enamorados de su país. Queremos conocerte, que disfrutes, te enamores de la naturaleza y te sientas en casa.

 

Allá por el sur donde los aires son más frescos y las tierras son más húmedas, vivía un campesino enamorado de la tierra; de sus raíces y la lluvia. Siempre se hacía acompañar de cuatro semillas que guardaba en sus bolsillos, semillas que habían sido regaladas por sus abuelos como tesoro y recuerdo de lo más preciado en la vida; su familia y su tierra.

Las cuatro semillas eran muy distintas entre sí y representaban a su amada mujer, sus hijos y él mismo. Eran también los materiales con los que junto a su abuelo construyeron el primer hogar; piedra caliza, cedro, agua y tierra.

Una noche muy cerca de su tierra el campesino descubrió un hermoso manglar rodeado de árboles altos y abundante vegetación, era mágico. Observó la gran cantidad de especies y familias que habitaban debajo del reflejo de la luna y los brillos del cielo estrellado. Aquella visión hermosa llenó su alma.

Fue entonces cuando decidió que al morir las cuatro semillas serían enterradas ahí junto a su cuerpo, para renacer en árboles como forma de su pasado, presente y futuro, protegiendo aquel hermoso manglar y poder contemplar para siempre la tierra y el cielo junto a su familia.

Punta Caliza en Isla Holbox es un pequeño hotel con diseño, creado por una familia de viajeros enamorados de su país. Queremos conocerte, que disfrutes, te enamores de la naturaleza y te sientas en casa.

 

Allá por el sur donde los aires son más frescos y las tierras son más húmedas, vivía un campesino enamorado de la tierra; de sus raíces y la lluvia. Siempre se hacía acompañar de cuatro semillas que guardaba en sus bolsillos, semillas que habían sido regaladas por sus abuelos como tesoro y recuerdo de lo más preciado en la vida; su familia y su tierra.

Las cuatro semillas eran muy distintas entre sí y representaban a su amada mujer, sus hijos y él mismo. Eran también los materiales con los que junto a su abuelo construyeron el primer hogar; piedra caliza, cedro, agua y tierra.

Una noche muy cerca de su tierra el campesino descubrió un hermoso manglar rodeado de árboles altos y abundante vegetación, era mágico. Observó la gran cantidad de especies y familias que habitaban debajo del reflejo de la luna y los brillos del cielo estrellado. Aquella visión hermosa llenó su alma.

Fue entonces cuando decidió que al morir las cuatro semillas serían enterradas ahí junto a su cuerpo, para renacer en árboles como forma de su pasado, presente y futuro, protegiendo aquel hermoso manglar y poder contemplar para siempre la tierra y el cielo junto a su familia.

Paseo Kuka s/n
Esquina Robalo.
77310 Isla Holbox, Quintana Roo
México

 +52 (99) 8800 0119
 hola@puntacaliza.com

2 + 6 =

Paseo Kuka s/n
Esquina Robalo.
77310 Isla Holbox, Quintana Roo
México

 +52 (99) 8800 0119
 hola@puntacaliza.com

6 + 14 =